¿Cómo puedo contratar a mis trabajadores?

Esta es una pregunta bastante recurrente por los empresarios y mas cuando su emprendimiento comienza a crecer y saben que ha llegado el momento de delegar. 

Permanentemente escuchamos historias de un trabajador que demandó o uno que se accidentó mientras laboraba y nos llenamos de pánico y pensamos que tal vez lo mismo podría sucedernos si tenemos personal vinculado en nuestras empresas. 

Incluso, puedo afirmar que muchas veces ese temor lleva a tomar peores decisiones, pues hay empresarios que me han llegado a manifestar que prefieren no tener nada escrito y no afiliar a seguridad social a sus trabajadores para que no quede evidencia de su relación laboral y así poder escapar de las consecuencias legales. 

Inclusive hay muchos empresarios que me han dicho que pagan un “salario integral” (como erróneamente lo llaman ellos), refiriéndose a un pago más elevado que el salario mínimo para tener satisfecho al trabajador y alejarlo de la oficina del trabajo o de la autoridad laboral de la zona. 

En todo caso, hay muchos mitos en el tema de la contratación y hay unas prácticas frecuentes en la contratación que hacen que determinado sector económico se maneje al antojo de los empresarios, dejando a un lado cualquier precepto legal existente. 

Lo relatado evidencia que pese a los esfuerzos públicos y privados por promulgar la normatividad laboral vigente, aún hay muchas inquietudes en el aire y finalmente, están perjudicándose tanto empleador como trabajador y su familia. 

En ese orden de ideas, hemos decidido dejar claros 5 puntos respecto a la contratación de trabajadores: 

1. Cada vez que exista una prestación personal de un servicio, con subordinación y una remuneración, estamos ante la presencia de un verdadero contrato laboral. 
¿Qué significa ello? Supongamos que Julián le colabora a usted en la bodega de la empresa. Él va diario en la mañana y se queda todo el día organizando la mercancía y usted amablemente, al final de la jornada le paga las horas trabajadas y Julián se va feliz para su casa porque ya tiene dinero para comprar su alimento y el de su familia y así continúa toda la semana, colaborando y recibiendo una suma de dinero. 

Julian sabe que debe ir diario a la bodega, pues él es el único que conoce el proceso, además, si decidiera no ir, podría recibir uno de sus habituales regaños o podría quedarse sin alimento para ese día. 

En ese caso, así no exista nada escrito, evidentemente se configura un verdadero contrato laboral, pues hay prestación personal del servicio, ya que es Julian quien conoce el manejo de la bodega y solo el por sus conocimientos es el que debe ir a laborar, no podría enviar a alguien mas en su reemplazo. Adicionalmente, recibe órdenes y las debe cumplir y cada día recibe un pago por su labor. 

Solo con el cumplimiento de estos elementos, Julian tiene derecho a recibir un salario, con todas las prestaciones de ley y ser afiliado al sistema de seguridad social en salud, pensión y riesgos. Así Julian reciba diariamente una suma alta de dinero, igual, tiene derecho a todo lo anterior. 

2. Los derechos laborales son irrenunciables. ¿Qué significa ello? Julian le dice a usted que no hay problema, que continúen así, que él no lo va a demandar y que a el le conviene más seguir en el Sisben y que si desea, el deja plasmado esto por escrito. Usted debe saber que igual Julian sigue con sus derechos y cualquier palabra o escrito de renuncia a ellos, no tiene validez alguna. 

Lo anterior aplica para cualquier derecho laboral consagrado en nuestra normatividad vigente. 

3. El salario integral es aquel en el que el trabajador gana 10 o más salarios mínimos mensuales legales más el 30% de factor prestacional. ¿Qué significa ello? Que no se puede decir que un salario es integral cuando no cumple con las anteriores condiciones y que además para que exista, debió haber sido pactado por escrito y de manera voluntaria. 

4. En todo contrato laboral, el empleador debe hacer las respectivas afiliaciones al Sistema de Seguridad Social en salud, pensión y riesgos. ¿Qué significa ello? Que así su trabajador le diga que está en el régimen subsidiado en salud o que es beneficiario de su esposa en la EPS, igual, lo debe afiliar como cotizante al sistema. Que así su trabajador le diga que ya no alcanza a pensionarse, que mejor le dé la plata directamente, igual, lo debe afiliar a pensión; incluso, si su trabajador no quiere perder ciertos beneficios otorgados por algunos entes públicos por su anterior condición de desempleado, usted puede comunicarse y preguntar por la situación, pues en algunas entidades, congelan dichos beneficios cuando la persona obtiene un trabajo y los reanudan en el momento de regresar a su estado de desempleo. 

5. Así su trabajador preste sus servicios por algunos días, igual tiene derecho a recibir todas las prestaciones de ley, en proporción al tiempo laborado e igual debe ser afiliado al Sistema de seguridad social. No hay excepción, recuerde que el contrato se da por los 3 elementos (Prestación personal del servicio, subordinación y remuneración), no por el factor de tiempo. 

Sabemos que igual quedan muchas inquietudes, pero lo invitamos a que las despeje para evitarse consecuencias legales nefastas para su empresa y pueda afirmar con orgullo, que usted es de esos empresarios que genera empleos de calidad y que contribuye al desarrollo del país. 

Autor: Firma Legal Colombia, Septiembre 2017.

Recibe información exclusiva sobre noticias y servicios